Las tormentas dejan puntualmente más de 70 litros por metro cuadrado

El mes de septiembre ha comenzado en la Región de Murcia con tormentas que puntualmente han sido muy intensas, provocando avenidas en ramblas, con arrastre de vehículos e inundaciones, como ocurrió en la mañana del jueves en Águilas.

La AEMET activó avisos naranjas el miércoles 1 de septiembre en el Altiplano y el Noroeste y aviso amarillo en la Vega del Segura. Las tormentas ese día fueron en general débiles, con los mayores acumulados en el entorno de los 10 litros por metro cuadrado en zonas de la Vega del Segura.

Al finalizar la jornada las tormentas que habían causado estragos en el centro peninsular se fueron desplazando hacia la Región y de madrugada dejaron chubascos puntualmente moderados.

Durante la mañana del jueves 2 de septiembre, una tormenta que creció entre Almería y la Región de Murcia muy cerca de la costa, descargó con mucha intensidad en los relieves litorales, acumulándose hasta 76 litros por metro cuadrado en Tébar, o casi 57 mm al norte de Pulpí. Estas precipitaciones son las que causaron los daños en el municipio de Águilas.

La tormenta se fue desplazando a lo largo de la mañana por el litoral murciano hasta llegar a Cartagena, donde se han reportado cantidades de lluvia sobre los 10 mm.

Por la tarde volvieron a crecer tormentas en buena parte del interior, siendo puntualmente fuertes y consiguiendo que en esa zona, los acumulados de la jornada superen los 20 litros por metro cuadrado.

El episodio deja una media de 8 litros por metro cuadrado en la Región de Murcia, destacando las lluvias del extremo suroeste regional, y de diversas zonas del norte.